yoga
Bienestar

Consejos para practicar yoga en casa por primera vez

La disciplina de la yoga poco a poco va ganando más adeptos alrededor del mundo porque no implica tener gran equipamiento, además de que es relativamente fácil de practicar.

Sin embargo, como toda práctica deportiva tiene algunos detalles a los que vale la pena poner atención para que la experiencia sea más agradable y empieces a obtener todos los beneficios de uno de los deportes más practicados en casa actualmente.

Consejos sobre yoga para principiantes

Hay tipos de yoga

Las diferencias van más centradas en cuanto a si se trata de un yoga más activo, más centrado en la meditación o más dedicado al trabajo muscular.

Cabe aclarar que todos los tipos de yoga van a ayudarte a trabajar, en mayor o menor medida, la fuerza de tus músculos (con ayuda de tu peso corporal), tu flexibilidad y tu respiración.

hatha yoga

Si eres principiante, quizás la mejor opción para comenzar sea el Hatha Yoga: suele ser el más practicado tanto en estudios como en gimnasios, trata de forma pausada cada una de las asanas o posturas que deberemos llevar a cabo durante la clase, consiguiendo así un buen trabajo isométrico (sin movimiento) de la fuerza.

Conforme pase el tiempo podrás adentrarte en lo que a meditación se refiere, algo fundamental en los fundamentos de esta disciplina.

Respecto a la frecuencia de su práctica

Si nunca antes has practicado Yoga, puedes comenzar planteándote una rutina de 30 minutos de duración dos o tres veces a la semana. Procura programar tus sesiones de entrenamiento en días alternos (lunes, miércoles y viernes, por ejemplo) para tener un día de descanso entre ellas y no comprometer tus músculos de más.

Otra de las posibilidades que tienes, sobre para crear un hábito de entrenamiento, es comenzar tu día con una pequeña rutina de 10 o 15 minutos de duración a primera hora de la mañana.

Lo más importante es que al principio crees el hábito de entrenamiento día a día: una vez lo consigas y vayas viendo mejoras y beneficios, tú mismo cuerpo te “demandará” más ejercicio.

Material básico para practicar yoga

Lo único que vas a necesitar es un poquito de espacio y una colchoneta adecuada para la práctica de esta disciplina. Las colchonetas de Yoga son más delgadas que las clásicas del gimnasio: sus tres o cuatro milímetros de grosor son suficientes para aislarnos del suelo y el hecho de que sea delgada nos beneficiará a la hora de ganar estabilidad .

En cuanto a la ropa, es común que los practicantes usen pantalones holgados. Sin embargo, la ropa ajustada permite que tú mismo o un profesor se den cuenta de si estás practicando mal una postura.

En cuanto a accesorios que puedan facilitarte tus entrenamientos y llegar a hacer algunas posturas, las correas (sobre todo para mejorar flexibilidad), los bloques (como soporte para la espalda y la zona lumbar) y la rueda de yoga (para facilitar las extensiones de columna hacia atrás) pueden serte de mucha ayuda.

También un cojín voluminoso para levantar un poco la cadera puede ser interesante a la hora de realizar posturas en las que estemos sentados.

Como verás, es sumamente sencillo adentrarse en esta disciplina, siempre y cuando tengas la motivación, pues como verás, el equipo necesario es sumamente fácil de conseguir e incluso puedes practicar sólo con la fuerza de tu cuerpo.